comprar extintor en Valencia

Instalar extintor en Valencia: protección contra las 4 clases de incendios

Protección contra incendios: instalar un extintor en Valencia

Cuántas veces ha estado uno en su centro de trabajo y no se ha fijado en esa bombona instalada en la pared de color rojo pasión? Es casi invisible a los ojos, hasta que se enciende la sirena de alarma. Entonces, esos artilugios llamados extintores, que sirven como protección contra incendios, no solo cobran vida, sino que adquieren el papel protagonista de un drama que durará, quizás… ¿unos minutos?

En efecto, los extintores como los que ofrece Marpic en Valencia son los mejores aliados del hombre y los grandes enemigos del fuego, esté donde esté y sea de la clase que sea. Instala un extintor en Valencia con Marpic, y vive perfectamente preparado para extinguir todo tipo de incendios, a saber:

Fuegos de clase A:

Son los ocasionados por la ignición de sólidos, como, por ejemplo: maderas, carbón, plástico, etc. Para extinguirlos, los mejores extintores son los extintores de agua pulverizada.

Fuegos de clase B:

Son aquellos fuegos líquidos ocasionados por la ignición de disolventes, pinturas, gasolina, alcohol… Para acabar con ellos, el extintor idóneo es el de polvo ABC (convencional).

Fuegos de clase C:

Son aquellos fuegos de tipo gaseoso, causados por la ignición de propano, butano, gas natural, etc. Los extintores de polvo ABC convencionales o ABC polivalentes son los más adecuados para exterminar la amenaza.

Fuegos de clase D:

Son los generados por la ignición de metales especiales, como, por ejemplo, el magnesio o potasio. Hasta para estos existe un extintor específico: el polvo específico para metales.

Sea cual sea el motivo del incendio, existe un extintor adecuado que ofrece la protección contra incendios oportuna. En líneas generales, se trata del que pende la pared. Todo el mundo sabe que existe, pero muchas personas ignoran las propiedades del aparato e, incluso, cómo funciona. Por este motivo, este texto está en la línea de llenar ese vacío de conocimiento.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *