protección incendios extintores valencia

Protección contra incendios: la importancia de extinguir los problemas a tiempo

No tener extintores nos hace asumir graves riesgos de carácter humano

El extintor es una herramienta imprescindible para la sofocación de incendios. Constituye la posibilidad de salvar bienes materiales de alto valor cuya pérdida resultaría difícilmente asumible.

La ley nos obliga a disponer de extintores en garajes, zonas comunitarias de viviendas y locales públicos, especialmente comerciales. No es algo arbitrario, sino que su importancia es fundamental. Su coste es muy bajo, especialmente si tenemos en cuenta lo que podemos asumir por no tenerlos ya que disponer de extintores no sale caro, pero no disponer de ellos sí. Los seguros no cubren negligencias y están limitados a ciertas cantidades: no nos harán recuperar el tiempo perdido y, sobre todo, no pueden restituir graves lesiones físicas o pérdidas de vidas humanas. Por eso es recomendable contar con ellos no solo en los lugares obligatorios, sino también en nuestra propia vivienda u oficina.

Para que la protección contra incendios sea eficaz hay que tener varias consideraciones. Una de ellas es que los extintores que se utilizan para sofocar incendios convencionales no son los mismos que los utilizados para incendios eléctricos o de líquidos inflamables. Evidentemente tendremos que contar siempre con los apropiados, los suficientes y bien distribuidos porque es fundamental tenerlos disponibles en el momento apropiado.

Tampoco debemos obviar que el calor es un factor de incendio, de la misma forma que la presencia de oxígeno y de combustible −que puede ser sencillamente un montón de papel o un mueble de madera−. Por ello disponer de extintores en Valencia u otras localidades calurosas es muy importante.

Por último y no menos importante, actuar a tiempo en un incendio es fundamental por causas obvias. A los bomberos y camiones cisterna hay que esperarlos, a los extintores no.

Por economía y salud, nunca deberíamos escatimar en extintores ya que son la primera línea de protección contra incendios.

 

protección-contra-incendios-verano

Protección contra incendios en verano

Todos queremos disfrutar de un verano agradable y apacible disfrutando de unas merecidas vacaciones. En esta época de hastío y elevadas temperaturas no podemos bajar, ni un momento, la guardia con el fuego.

Unas cuantas precauciones y un poco de cuidado extra nos pueden ayudar en la protección contra incendios. Queremos evitar que la familia o el negocio se vean envueltos en un desagradable incidente como puede resultar un incendio.

En verano la hierba, el monte y los campos se encuentran muy secos y una simple chispa fortuita al aire libre puede provocar su ignición. Dadas las elevadas temperaturas y baja humedad, se propicia que la extensión sea mucho más rápida y el peligro se multiplique.

Qué hacer para evitar incendios

– Si se fuma, apagar bien los cigarrillos

– Mantener cerillas y encendedores fuera del alcance de los niños

– Encender barbacoas solamente en los lugares especificados para tal uso

– No dejar nunca una barbacoa sin atención

– Nunca encender un fuego en el campo

– En casa y en las empresas no sobrecargar los enchufes excesivamente con múltiples aparatos conectados

– Desconectar de la red eléctrica los equipos y aparatos eléctricos no necesarios

– En caso de ausencia prolongada, proporcionar una llave de la casa o de la empresa a alguien de confianza

En Marpic SL ofrecemos todos los servicios integrales que un particular o una empresa puedan desear, desde señalizaciones i certificaciones hasta planes de emergencia, sin obviar proyectos e instalaciones contra incendios.

El hogar y el negocio propio son demasiado importantes para que un incendio los pueda destruir. Invertir en seguridad siempre es positivo, pero dejar el un equipo de profesionales trabaje para proporcionar el  mejor asesoramiento contra incendios, preocupándose por la seguridad, es inteligente.

En Marpic siempre estaremos a su disposición para sus consultas y dudas.

proteccion incendios

Medidas de protección contra incendios

Protección contra incendios, medidas para mantener el fuego a raya

La protección contra incendios constituye, hoy en día, un entramado de medidas que han de funcionar con perfecta sincronía. A grandes rasgos, la concepción de la lucha contra los incendios, tanto por parte de las entidades públicas como por parte de las organizaciones privadas, se basa en un análisis global de los riesgos y unos planes de actuación integrales.

En primer lugar, en función de las características de un recinto concreto, hay que establecer unos proyectos contra incendios y los planes de emergencia que, llegados los casos, se pondrán en marcha. Las empresas, como la valenciana Marpic S.L., que se dedican a la protección contra incendios están en condiciones de preparar estas iniciativas. En este sentido, las instalaciones han de adaptarse a las normativas más estrictas en materia de protección contra incendios. Estas exigencias incluyen la certificación de dichos espacios y los productos y servicios de los que hay que echar mano. Por ejemplo, es imprescindible que exista una señalética clara y funcional.

Lógicamente, un aspecto clave en la certificación y eficacia de las actuaciones, en la lucha contra el fuego, tiene que ver con la calidad y conservación de los productos que se van a utilizar para la prevención de los incendios y la tarea de sofocarlos. Por lo tanto, resulta fundamental contar con las prestaciones de las señales, las columnas secas, determinados accesorios, los rociadores, los armarios, los hidrantes, las bocas de incendio equipadas o BIEs y los extintores. No se debe escatimar en la adquisición de estos medios de protección contra incendios. Aparte, hay que llevar a cabo labores periódicas de mantenimiento, ya que es indispensable, de cara a su correcto funcionamiento, que este material se encuentre en perfecto estado.

Por último, facilitar la asistencia a cursos de protección contra incendios a quienes van a tener contacto con las instalaciones de la organización también contribuirá a mantener el fuego a raya.

vendo-extintores-certificados-1076-MLC4124017249_042013-F

Los extintores: clave en la protección contra incendios

Extintores, garantía de protección contra incendios

Los extintores son unas piezas clave en la protección contra incendios, ya que su uso de forma correcta puede evitar que un pequeño conato de fuego acabe en un incendio de alcance importante.

En Marpic, disponemos de muy variados modelos y tamaños de extintores que incorporan las últimas tecnologías, para cumplir su función, evitar que un pequeño fuego se convierta en un incendio:

– Extintores de polvo seco polivalente, con la opción de detectores manuales, a base de timbres que se deben accionar, en caso de fuego; o bien automáticos, que detectan sustancias como humo, llamas o calor excesivo.

– Extintores de nieve carbónica CO2. Se pueden emplear para tipos de fuego muy diversos, debido a que, por su composición, no reaccionan químicamente con otras sustancias.

Mantenimiento de los extintores

Además de disponer de extintores, para la protección contra incendios, es muy importante que se realice de forma periódica una buena labor de mantenimiento de estos equipos. De nada sirve disponer de una buena red de equipos, si estos no van a funcionar correctamente, en el momento en el que los necesitamos.

Existe una normativa al respecto que hay que cumplir y los fabricantes nos ayudan con sus recomendaciones. En Marpic, estamos al tanto acerca de cuándo una empresa necesita realizar el mantenimiento periódico y avisamos con la suficiente antelación para que todo esté a punto.

Formación en el uso de extintores

Aunque los extintores son cada vez de más fácil manejo, lo cierto es que se necesita tener un mínimo de conocimientos para saber utilizarlos. Por ello, un plan de formación de los trabajadores es básico en la protección contra incendios.

Las acciones de formación en el manejo de extintores deben incorporar una parte teórica, para que los potenciales usuarios conozcan a la perfección el equipo; y una parte práctica, para que sepan enfrentarse a posibles situaciones reales.

protección contra incendios

Equipamientos de protección contra incendios disponibles para viviendas

Los servicios de bomberos en España registraron en 2013 más de 100.000 incendios en viviendas y en 2014 rondaba la misma cifra, un número muy elevado debido, según muchos informes a que los domicilios han ido acumulando cada vez más aparatos eléctricos, maderas (parqués y tarimas) y enseres inflamables (muebles y textiles) y carecen de sistemas de protección contra incendios.

Es vital ser consciente de este riesgo y tomar las medidas adecuadas para reducirlo, no sólo en las viviendas particulares, sino en cada edificio residencial. Primero con una labor de prevención y después con la instalación de sistemas de protección contra incendios.

Medidas preventivas para la protección contra incendios:

La Dirección General de Protección Ciudadana ofrece estos consejos:

En la cocina:

  • Revisar los conductos de evacuación de humos de las campanas extractoras.
  • No dejar recipientes en el fuego sin vigilancia.
  • No tapar las rejillas de ventilación.
  • Revisar dónde dejamos los productos de limpieza inflamables.

Instalación eléctrica:

  • No sobrecargar los enchufes con múltiples dispositivos.
  • No cubrir lámparas incandescentes con tejidos o papeles.
  • No cubrir los cables eléctricos con alfombras, mantas u otros elementos combustibles y poco disipadores del calor.
  • Garantizar una buena ventilación de los electrodomésticos.
  • Hay que comprobar que el diferencial general y el cuadro general de distribución se encuentran en buen estado. En caso de incendio, hay que cortarlos.

Instalación de gas:

  • Revisiones periódicas para comprobar que la instalación, tanto en el domicilio como en el edificio, está en perfectas condiciones.
  • Si se detecta olor a gas, no encender mecheros ni cerillas, ni accionar ningún interruptor eléctrico. Se debe cerrar la llave de paso.
  • Revisar que todos los aparatos de gas estén apagados y cerrados.

Sistemas de protección contra incendios:

En Marpic tenemos todo tipo de sistemas de protección contra incendios, de los cuales, para una vivienda podemos recomendar:

  • Extintores.  En las zonas comunes de los edificios de viviendas construidos antes de 1996, pero se exigen en los construidos después. Son imprescindibles en zonas de trasteros y garajes.
  • BIE o bocas de incendio. Más eficaces que los extintores. Aconsejable para portales, pasillos, trasteros y garajes.
  • Rociadores automáticos. Un detector de humo, instalados en el techo para sofocar el incendio.
  • Sistemas de detección. Fáciles de instalar y baratos, detectan humo o calor y avisan con alarmas sonoras y visuales.
  • Puertas cortafuegos. Aíslan las salidas de emergencia y los accesos al edificio de las llamas y el humo.
  • Señalización y luces de emergencia. La falta de electricidad y el humo en un incendio disminuyen la visibilidad, por lo que en los edificios deben estar bien indicadas las salidas con grupos electrógenos autónomos.
Zona de Chalets del Rincon de Loix enBenidorm

Protección contra incendios en Edificios de Gran Altura (EGA)

En Marpic ofrecemos todos los servicios de protección contra incendios para todo tipo de edificios, en este caso, como en cualquier otro edificio, en un Edificio de Gran Altura (EGA) se debe realizar un análisis del riesgo y se debe proteger el edificio en base a este análisis: la respuesta será variable ante riesgos variables.

Esto deberá cumplir siempre la normativa exigida. No obstante, en este tipo de edificios de características especiales, no sólo se trata de decantarse por un mero cumplimiento legal sino que se debe estudiar la solución más adecuada y de mejores prestaciones.

Pero, ¿qué medidas especiales hay que tomar para garantizar la seguridad de los EGA?

Evacuación para la protección contra incendios:

Son condicionantes las grandes distancias de evacuación descendente, la evacuación ascendente (sótanos técnicos, parking subterráneo), el grado de ocupación, o la diversidad de usos, estos edificios tienen dificultad al ser evacuados por su pronunciada verticalidad.

La evacuación y el dimensionamiento de los medios de evacuación deben tener un estudio realizado:

· Por fases. Para la gestión de la evacuación en fases debería existir una alarma con megafonía, dirigida desde una sala de control, y existir buena comunicación.

· Hipótesis de bloqueo. Estudiar las escaleras y su capacidad.

Sectorización para la protección contra incendios:

Con el fin de evitar la propagación vertical del incendio entre plantas, y la propagación horizontal del incendio en una misma planta:

· Sectorizar cada cierto número de plantas. Planta de sectorización.

· Sectorizar por uso.

· Sectorizar y proteger vías de evacuación.

· Sectorización en patinillos: en horizontal y en vertical.

Resistencia de la estructura para protección contra incendios:

Es vital dotar a la estructura del EGA de suficiente resistencia al fuego para que no colapse, es decir, que los ocupantes del edificio no se encuentren bloqueados en su evacuación y el derrumbamiento de la estructura no afecte a los edificios colindantes. No sólo se debe proteger la estructura portante y los cerramientos, sino también sellar el paso de instalaciones: conductos de ventilación, tuberías, paso de cables…

Acceso a bomberos:

Es importante tener en cuenta el espacio de intervención de los bomberos en el caso de darse una emergencia ya que desde el nivel del suelo no pueden intervenir. Se deben estudiar todos los accesos.

Comportamiento del humo:

Otro condicionante de los EGA es el comportamiento del humo, debido a la presencia de viento y presión variables. Además, en los huecos estructurales del edificio, se forman chimeneas de humo, y este humo se comunicaría rápidamente entre las diferentes plantas.

bomberos

¿Por qué es recomendable contar con instalaciones de proteccion contra incendios?

Las instalaciones de protección contra incendios cada vez requieren más atención, ante la opción de prevenir, ¿quién arriesga? Hoy en día es muy fácil conseguir éstas instalaciones y la realidad es que muchos de los edificios que nos rodean se construyeron en una época en la que no había legislación que les obligara a disponer de medios para detectar y luchar contra el fuego y a los que con el paso de los años, no se les ha exigido puesto que no han variado respecto de sus licencias de construcción y de primera ocupación o funcionamiento.

Sin embargo, es indiscutible que todos ellos deberían de contar con instalaciones de proteccion contra incendios como medio de seguridad, puesto que el riesgo intrínseco de sufrir un incendio es el mismo en este tipo de edificios antiguos, que en otros construidos a partir del año 2006.

Si se echa la vista atrás se puede ver que en no demasiados años se ha pasado de una situación en la que la protección contra incendios era algo secundario y casi inexistente, a la situación actual, en la que no se concibe un edificio que no cumpla con unas mínimas medidas de seguridad, por lo tanto, habrá que continuar incentivando esto. Desde que surgieron las primeras reglamentaciones en materia de protección contra incendios, se ha avanzado mucho en este sector, pero aún queda mucho camino por recorrer en cuanto a legislación y a la concienciación de los propietarios de los edificios, que en muchos casos contemplan estas instalaciones y el mantenimiento de las mismas como un gasto superfluo.

Es evidente que dependiendo de la configuración del inmueble la solución será una u otra y que en muchos de ellos será imposible cumplir a rajatabla el CTE, pero cualquier sistema de seguridad que se instale será mejor que no tener nada.

Colocar extintores en las escaleras y cuartos de instalaciones y alumbrado de emergencia en las vías de evacuación no suponen una gran inversión pero al menos, permitirían atacar el fuego cuando está empezando y evacuar el edificio con iluminación suficiente, sin tropiezos ni caídas. Los sistemas de detección y alarma de incendio son de una ayuda inestimable en edificios con vecinos de avanzada edad.

 

plan emergencia incendio

Los hidrantes, una buena decisión para la protección contra incendios.

La rápida detección del fuego y la utilización inmediata de los sistemas de protección contra incendios a través de los medios adecuados de extinción son los factores fundamentales para la protección de vidas y bienes en caso de incendio.

En Marpic tenemos todo tipo de sistemas de protección contra incendios, en este post vamos a destacar los hidrantes.

Una boca de incendio es una toma de agua diseñada para proporcionar un caudal considerable en caso de incendio. El agua puede obtenerla de la red urbana de abastecimiento o de un depósito, mediante una bomba. El hidrante contra incendios se vacía automáticamente tras su utilización, protegiéndolo de daños por heladas. Incorpora un sistema anti rotura, que asegura la estanqueidad en caso de rotura por impacto.

Aquí os dejamos unas recomendaciones acerca de este sistema de protección contra incendios:

1 – Deberán instalarse de forma tal que resulte fácil el acceso y la utilización.
2 – La distancia entre cada hidrante contra incendios y la fachada de la zona protegida deberá estar comprendida entre 5 y 15 metros.
3 – La boca central del hidrante contra incendios quedará en dirección perpendicular a la fachada y de espaldas a la misma.
4 – Para considerar una zona protegida por hidrantes contra incendios, la distancia de un punto cualquiera al hidrante contra incendios deberá ser inferior a los 100 metros en zonas urbanas y 40 metros en el resto.
5 – Los hidrantes anti incendios deben de estar situados en lugares fácilmente accesibles, fuera de espacios destinados a la circulación y estacionamiento de vehículos y debidamente señalizados.

Hay que saber que mucha gente desconoce las ventajas de estos sistemas y no les dan la importancia que tienen, pero desgraciadamente la inhalación del humo es la causa real más común de la muerte. Tanto como el 85% de la gente que sufrió muerte del fuego, vivió o trabajó dónde no había ningún detector de humo o si había no funcionaba correctamente. Tristemente, la mitad excesiva de estas muertes se habría podido evitar con el uso apropiado de los detectores de humos.

Cada vez es más frecuente que empresas y particulares contraten el mantenimiento de sus extintores o sistemas de detección con empresas que no están debidamente autorizadas para ello. Estas empresas, cuando se ven en la necesidad de recargar un extintor o hacer el mantenimiento del sistema de detección subcontratan con otras empresas. En cuestión de seguridad no podemos infravalorar este procedimiento, ya que puede salir muy caro.

Hidrante_de_agua

Hidrantes para la protección contra incendios

En este post queremos dar a conocer los hidrantes y las columnas secas, productos que abastecemos en Marpic para la protección contra incendios.

El hidrante se trata de un aparato hidráulico conectada a una red de abastecimiento de agua, destinado a suministrar agua en caso de incendio.

La presión de trabajo, funcionando simultáneamente el hidrante más próximo y con una durada de 2 horas, será como mínimo 1kg/cm2. Estará marcado en lugares accesibles, el número de la norma, el diámetro nominal, y el nombre o contraseña del fabricante y su año de fabricación.

Los hidrantes de columna seca para la protección contra incendios están compuestos por:

• Cabeza (cap), es la parte superior del hidrante que estará situada por encima del suelo, tendrá un mecanismo de accionamiento y las bocas de salida.

• Cuerpo de válvula, es la parte que se conecta por mediación de unas bridas a la red general de la instalación, podrá tener la conexión vertical u horizontal con un codo.

• Carrete, es la parte del hidrante que une la cabeza y el cuerpo de la válvula, su función es ajustar la distancia entre estos dos componentes.

La válvula principal del hidrante está compuesta por:

• Mecanismo de accionamiento (rueda de accionamiento manual sobre el eje para abrir y cerrar el paso del agua.

• Conjunto de cierre (componentes que impide el paso del agua, consta de una válvula tipo de asiento.

• Eje (une el mecanismo de accionamiento con el elemento móvil de cierre.

• La válvula de drenaje o vaciado (es un dispositivo que llevan las columnas secas para poder vaciar el agua de la columna y así evitar la rotura de la tubería por el congelamiento del agua que al hacerse hielo se expande. Después de su uso algunos modelos esta válvula se abre automática cuando se cierra el hidrante.

• Nivel de rotura (elemento horizontal que debido a unos elementos de fijación debilitados, se produce la separación de la cabeza y el carrete o el cuerpo de la válvula, cuando el hidrante padece un impacto mecánico que puede dañar la instalación.

Hay que saber que los hidrantes se instalan para alimentar equipos o vehículos dando mayor protección contra incendios.

protección contra incendios

¿Cómo actuar en caso de incendio? – Protección contra incendios

En muchas ocasiones se realizan simulacros en colegios y zonas de trabajo como protección contra incendios para orientar a todo el mundo en caso de incendio. Pero, ¿y si se produjera un incendio en donde tú vives y no has asistido a ningún simulacro? ¿Sabrías qué hacer?

Desde Marpic, empresa de protección contra incendios, queremos ofreceros algunas pautas. En primer lugar, es recomendable saber a la perfección las salidas que pueden haber tanto en nuestra casa como en nuestro trabajo, ya que, un plan de evacuación puede ayudar a todos a salir de un espacio que esté en llamas. La idea es salir rápidamente y de manera segura. El humo de un incendio puede hacer que resulte difícil ver dónde están las cosas, por lo que es importante aprender y recordar las diferentes vías para salir de tu casa o trabajo. ¿Cuántas salidas hay? ¿Cómo puedes llegar a ellas desde tu habitación? Una buena idea es que dibujar un plano de tu casa para enseñársela también a los niños y planear el plan de evacuación.

El conocimiento de las salidas tiene especial importancia, ya que es posible que una de las salidas resulte bloqueada por el humo o el fuego, por lo que querrás conocer dónde están las otras salidas.

Por otro lado, si estás en una habitación con la puerta cerrada cuando se declara el fuego, tendrás que tomar otras medidas: si el pomo de la puerta está frío y no ves que entre humo por debajo de la puerta, puedes abrir la puerta lentamente con mucho cuidado. Si al abrir la puerta sientes que una oleada de calor o de fuego llega hasta tu habitación, cierra la puerta rápidamente y asegúrate de que está bien cerrada. Si no hay humo ni se siente calor cuando abres la puerta, dirígete hacia la salida de tu vía de escape.

También debes saber que en un posible incendio hay que mantenerse agachado cerca del suelo a la vez que te desplazas hacia la salida. En un incendio, el humo y el aire tóxico pueden ser más peligrosos para las personas que las propias llamas. Respirarás menos humo si te mantienes cerca del suelo. El humo tiende a elevarse de manera natural, por lo que si hay humo cuando tengas que usar tu vía de evacuación, si te mantienes agachado, podrás avanzar arrastrándote por debajo hasta la salida más próxima.