Entradas

incendio cocina

Las personas mayores necesitan protección contra incendios en casa

Las personas mayores son las más vulnerables en situaciones de incendio en el hogar

Aumentan los casos de muertes por incendios en personas mayores. El riesgo suele ser aún mayor cuando se trata de personas con bajos recursos. Es decir, que edad y pobreza son dos factores que hacen aumentar mucho el riesgo de un final fatal ante un incendio.

El simple hecho de una vela que prenda un trozo de tela puede acabar en una gran desgracia. Si la capacidad de reacción es mucho menos rápida (en ocasiones, hasta nula) por parte de las personas que hay en la casa, como suele pasar si se trata de gente mayor.

En la Provincia de Castelló, se empezó este año a dotar a personas mayores de 70 años de sistemas de protección contra incendios con el objetivo de prevenir accidentes en este colectivo con mayor riesgo de sufrir incendios en sus hogares. En las visitas, además, se asesora tanto sobre las pautas para prevenir accidentes como las conductas a adoptar en caso de fuego. Con ello, la institución provincial se hace cargo tanto de la compra de los detectores como del servicio y asesoramiento a domicilio.

Hay que concienciarnos de la necesidad de instalar protección contra incendios a nuestros mayores. La cifra de muerte de mayores de 65 años ha ido aumentando en los últimos años. En 2013 se registraron un total de 72 fallecidos mayores de 65 años (54%), frente al 52% de 2012 y el 38% de 2011.

protección contra incendios

Detector de humo para la protección contra incendios

Desde Marpic queremos explicaros cómo funciona el detector de humo, ya que es un sistema de protección contra incendios implacable. Un detector de humo es un instrumento de protección contra incendios de prevención.

En los sistemas de alarmas y protección contra incendios, los detectores de humo emiten por sí solos una señal audible (suelen incorporar una pequeña sirena) o también envían una señal a la central de alarma que se encargará de hacer sonar la sirena de la central de alarma y llamará a los números de teléfono que hemos predefinido.

Los detectores de humo de cualquier alarma de protección contra incendios del hogar, normalmente se colocan en el techo y funcionan o bien por detección fotoeléctrica o por ionización.

En los detectores fotoeléctricos cuando el humo entra en el detector la dispersión de partículas de humo tapa una luz que emite el detector y eso hace que suene la alarma. Los más utilizados son los detectores fotoeléctricos, ya que los de ionización son mucho más sensibles y provocan multitud de falsas alarmas.

En los detectores por ionización es el propio detector el que produce esa ionización del aire dentro del detector, cualquier diferencia en el estado del aire produce la alarma.

Además los detectores fotoeléctricos de protección contra incendios responden más rápido al fuego en su fase inicial, es decir antes de que se produzcan grandes llamas.

En Marpic podrás encontrar este sistema de protección contra incendios, que es un detector fotoeléctrico y utiliza además un sensor térmico como ayuda. Puede dar señal de alarma con su propia sirena interna y puede enviar una señal de alarma inalámbrica a la central de alarma al mismo tiempo. La indicación de baja batería puede hacer que la sirena suene cada 2 horas mediante su sirena interna, fácil de instalar en el techo o pared usando los tornillos que se incluyen en el embalaje.

Los sistemas de protección contra incendios deben ser relevantes para la seguridad, tanto de la empresa como del hogar.

bomberos

¿Por qué es recomendable contar con instalaciones de proteccion contra incendios?

Las instalaciones de protección contra incendios cada vez requieren más atención, ante la opción de prevenir, ¿quién arriesga? Hoy en día es muy fácil conseguir éstas instalaciones y la realidad es que muchos de los edificios que nos rodean se construyeron en una época en la que no había legislación que les obligara a disponer de medios para detectar y luchar contra el fuego y a los que con el paso de los años, no se les ha exigido puesto que no han variado respecto de sus licencias de construcción y de primera ocupación o funcionamiento.

Sin embargo, es indiscutible que todos ellos deberían de contar con instalaciones de proteccion contra incendios como medio de seguridad, puesto que el riesgo intrínseco de sufrir un incendio es el mismo en este tipo de edificios antiguos, que en otros construidos a partir del año 2006.

Si se echa la vista atrás se puede ver que en no demasiados años se ha pasado de una situación en la que la protección contra incendios era algo secundario y casi inexistente, a la situación actual, en la que no se concibe un edificio que no cumpla con unas mínimas medidas de seguridad, por lo tanto, habrá que continuar incentivando esto. Desde que surgieron las primeras reglamentaciones en materia de protección contra incendios, se ha avanzado mucho en este sector, pero aún queda mucho camino por recorrer en cuanto a legislación y a la concienciación de los propietarios de los edificios, que en muchos casos contemplan estas instalaciones y el mantenimiento de las mismas como un gasto superfluo.

Es evidente que dependiendo de la configuración del inmueble la solución será una u otra y que en muchos de ellos será imposible cumplir a rajatabla el CTE, pero cualquier sistema de seguridad que se instale será mejor que no tener nada.

Colocar extintores en las escaleras y cuartos de instalaciones y alumbrado de emergencia en las vías de evacuación no suponen una gran inversión pero al menos, permitirían atacar el fuego cuando está empezando y evacuar el edificio con iluminación suficiente, sin tropiezos ni caídas. Los sistemas de detección y alarma de incendio son de una ayuda inestimable en edificios con vecinos de avanzada edad.

 

Hidrante_de_agua

Hidrantes para la protección contra incendios

En este post queremos dar a conocer los hidrantes y las columnas secas, productos que abastecemos en Marpic para la protección contra incendios.

El hidrante se trata de un aparato hidráulico conectada a una red de abastecimiento de agua, destinado a suministrar agua en caso de incendio.

La presión de trabajo, funcionando simultáneamente el hidrante más próximo y con una durada de 2 horas, será como mínimo 1kg/cm2. Estará marcado en lugares accesibles, el número de la norma, el diámetro nominal, y el nombre o contraseña del fabricante y su año de fabricación.

Los hidrantes de columna seca para la protección contra incendios están compuestos por:

• Cabeza (cap), es la parte superior del hidrante que estará situada por encima del suelo, tendrá un mecanismo de accionamiento y las bocas de salida.

• Cuerpo de válvula, es la parte que se conecta por mediación de unas bridas a la red general de la instalación, podrá tener la conexión vertical u horizontal con un codo.

• Carrete, es la parte del hidrante que une la cabeza y el cuerpo de la válvula, su función es ajustar la distancia entre estos dos componentes.

La válvula principal del hidrante está compuesta por:

• Mecanismo de accionamiento (rueda de accionamiento manual sobre el eje para abrir y cerrar el paso del agua.

• Conjunto de cierre (componentes que impide el paso del agua, consta de una válvula tipo de asiento.

• Eje (une el mecanismo de accionamiento con el elemento móvil de cierre.

• La válvula de drenaje o vaciado (es un dispositivo que llevan las columnas secas para poder vaciar el agua de la columna y así evitar la rotura de la tubería por el congelamiento del agua que al hacerse hielo se expande. Después de su uso algunos modelos esta válvula se abre automática cuando se cierra el hidrante.

• Nivel de rotura (elemento horizontal que debido a unos elementos de fijación debilitados, se produce la separación de la cabeza y el carrete o el cuerpo de la válvula, cuando el hidrante padece un impacto mecánico que puede dañar la instalación.

Hay que saber que los hidrantes se instalan para alimentar equipos o vehículos dando mayor protección contra incendios.

protección-contra-incendios

Protección contra incendios: Consejos útiles que salvan vidas

Un buen comienzo es instalar detectores de humo y temperatura que nos alertarán del principio del incendio. Podemos comprar un extintor que nos ayuda a incrementar la protección contra incendios y una manta ignifuga, ya que gracias a su uso podremos evitar que un pequeño incendio pase a mayores y se convierta en uno de grandes proporciones.

Otro consejo importante es no colocar estufas o braseros cerca de muebles o cortinas, ya que pueden provocar incendios mientras estamos durmiendo.

Otro momento crítico puede ser cuando vemos fuego en la sartén. En estos casos, la mejor opción es utilizar la tapa o una manta ignífuga, acto seguido el fuego se extinguirá automáticamente por falta de oxígeno.

Una recomendación que puede resultar obvia, pero que es casi imperativa, es no llevar ropa con manga ancha cuando estemos cocinando.

Aunque parezca una medida más que obvia, recomendamos no fumar en la cama, y asegurarse que todos los cigarrillos están bien apagados antes de vaciar el cenicero en la basura o papelera, ya que puede tener consecuencias fatales.

Si estamos desarrollando tareas de planchado, recomendamos desenchufar la plancha si llaman al teléfono o a la puerta.

Si tenemos una casa con chimenea, debemos tener un guarda fuegos y lo que conocemos como salva chispas y deberemos apagarlo siempre correctamente.

Advertimos que poner ropa a secar cerca de estufas o radiadores eléctricos, es una práctica temeraria, por lo que recomendamos paciencia y secarlas al aire o en la secadora.

Excesivas conexiones en la misma regleta o enchufe puede llegar a provocar sobrecargas en la instalación eléctrica y esto dar lugar a los temidos cortocircuitos, causantes de un alto porcentaje de los incendios en casas.

Si tenemos niños pequeños, no podemos permitir que jueguen con encendedores o cerillas. Debemos advertirles de los peligros del fuego.

Dada la peligrosidad existente recomendamos no manipular aerosoles ni líquidos inflamables cerca de fuentes de calor como los fuegos de la cocina o las estufas existentes.

Con toda esta serie de consejos en la protección contra incendios, podremos ahorrarnos una cantidad notable de posibles sobresaltos.

vendo-extintores-certificados-1076-MLC4124017249_042013-F

Extintor, principal elemento de protección contra incendios

En la organización de un plan de protección contra incendios en un centro de trabajo, merece especial importancia la elección de los elementos materiales más adecuados y eficaces.

El extintor es el primer instrumento que se utiliza como protección contra incendios, ya que se usa en los primeros minutos de iniciación de un fuego y además, depende de él la propagación de un fuego.

Otro dato muy relevante y que hay que conocer es el tipo de extintor que necesitamos, ver qué agente extintor es el más adecuado, hay diferentes tipos que contienen agentes o substancias extintoras distintas, también se debe actuar según lo indicado o recomendado y su mantenimiento y ubicación deben ser correctos.

Se pueden diferenciar hasta cinco clases de fuegos y dependiendo de éstos se hará la elección del extintor.

Los fuegos de clase A son fuegos en los que el combustible es madera, papel, carbón, cartón, textil, plástico… Normalmente se trata de materiales sólidos y que al quemarse forman brasas y cenizas; los fuegos de clase B son fuegos producidos por combustibles líquidos como puede ser la gasolina, petróleo, pinturas; los fuegos de clase C son fuegos producidos por gases (butano, propano, gas ciudad, acetileno…); los fuegos de clase D, fuegos en los que se encuentran involucrados metales ligeros como pueden ser el magnesio o el aluminio y finalmente los fuegos de clase E que son fuegos producidos por un cortocircuito eléctrico o que se han producido en una instalación bajo carga eléctrica.

Tampoco hay que olvidar que hay que conocer todas las normativas y revisiones fundamentales porque el extintor debe estar en buen estado y el personal debe saber cómo manejarlo, su emplazamiento debe ser visible y accesible, deben estar próximos a las salidas de evacuación y, preferentemente, sobre soportes fijados o paramentos verticales, de modo que la parte superior del extintor quede como máximo a 1,70 m sobre el suelo.

manta ignifuga

Manta ignifuga

Una manta ignifuga o también llamada manta antiincendios está diseñada para conseguir extinguir incendios pequeños como los que pueden surgir en nuestral casa u oficina. Un sitio ideal para tenerlo es junto a un extintor ya que en caso de incendio podemos hacer uso de ella para intentar sofocarlo y después apoyar la protección con un extintor.

Las características de una manta ignífuga son una lámina de material ignifugo que se coloca sobre el fuego con el fin de sofocarlo, al impedir la llegada de oxígeno.

Existen varios tipos y tamaños de mantas ignífugas, las pequeñas se suelen usar para cocinas, oficinas pequeñas y están compuestas de fibra de vidrio. Las grandes son para proteger extensiones mayores como pueda ser un coche en llamas, laboratorios…y su composición es más abundante en Nomex.

Hay mantas especiales que llegan a soportar hasta 1600 ºC.