brigadas incendio forestal

Héroes de la protección contra incendios, en huelga

Los brigadistas de la protección contra incendios entran en huelga reclamando un trato y salario digno

Hay trabajadores que están dando la vida por la protección contra incendios que denuncian que hay que veces que no cobran ni 900 euros al mes. Son miembros de las Brigadas de Refuerzo con Incendios Forestales (BRIF), unidades helitransportadas especialmente entrenadas y formadas para el combate de G.I.Fs (Grandes Incendios Forestales), que son incendios denominados de nivel 2 y que superan las 500 hectáreas, poniendo en peligro a cientos de personas y bienes. Ocurren todos los años, sobre todo en verano y suelen copar desgraciadamente muchas portadas.

Estos héreos, ahora en pie de guerra, dependen del Grupo Tragsa, que da soluciones integrales a las necesidades de las Administraciones públicas en temas medioambientales, desarrollo rural y gestión de recursos naturales. Los brigadistas cobran 16 pagas de entre 900 y 1.000 euros brutos. A ese importe se le suma un único plus de 112 euros mensuales durante los 4 meses que dura la época de mayor riesgo de incendios, es decir, 3,7 euros al día por jugarse la vida.

El Ministerio de Medio Ambiente presume de ellos, diciendo que son equipos altamente especializados, que pueden actuar en situaciones de máxima exigencia y que, como unidades helitransportables, se plantan en apenas unas horas en cualquier punto del país. Pero no responde a sus peticiones, que van dirigidas a la empresa Tragsa, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente.

Piden un aumento de sueldo y que se les reconozca dentro de la categoría profesional de bombero forestal. “También que se fomente la búsqueda de una segunda actividad para los compañeros que, llegado el momento, por edad o accidente, no puedan seguir desarrollando esta profesión. Que se encarguen del mantenimiento de las bases, de la logística o de conducir los camiones, por ejemplo”, señala Jorge Nieto, delegado de CC OO, que recuerda que los brigadistas deben superar todos los años una prueba física. “Si no lo hacemos, nos vamos a la calle”, añade.

La protección contra incendios es una tarea vital en la que desde Marpic nos preocupamos y desde aquí llamamos a todas las partes a llegar a un entiendimiento, pues mucho depende de ello. Es necesario que los brigadistas se sientas tratados dignamente para desarrollar su trabajo correctamente. Y es, además, justo que la sociedad recompense a estos héroes que se dedican a arriesgar su vida por salvar nuestra tierra.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *