Manta ignifuga

Una manta ignifuga o también llamada manta antiincendios está diseñada para conseguir extinguir incendios pequeños como los que pueden surgir en nuestral casa u oficina. Un sitio ideal para tenerlo es junto a un extintor ya que en caso de incendio podemos hacer uso de ella para intentar sofocarlo y después apoyar la protección con un extintor.

Las características de una manta ignífuga son una lámina de material ignifugo que se coloca sobre el fuego con el fin de sofocarlo, al impedir la llegada de oxígeno.

Existen varios tipos y tamaños de mantas ignífugas, las pequeñas se suelen usar para cocinas, oficinas pequeñas y están compuestas de fibra de vidrio. Las grandes son para proteger extensiones mayores como pueda ser un coche en llamas, laboratorios…y su composición es más abundante en Nomex.

Hay mantas especiales que llegan a soportar hasta 1600 ºC.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *