protección-contra-incendios

Protección contra incendios: Consejos útiles que salvan vidas

Un buen comienzo es instalar detectores de humo y temperatura que nos alertarán del principio del incendio. Podemos comprar un extintor que nos ayuda a incrementar la protección contra incendios y una manta ignifuga, ya que gracias a su uso podremos evitar que un pequeño incendio pase a mayores y se convierta en uno de grandes proporciones.

Otro consejo importante es no colocar estufas o braseros cerca de muebles o cortinas, ya que pueden provocar incendios mientras estamos durmiendo.

Otro momento crítico puede ser cuando vemos fuego en la sartén. En estos casos, la mejor opción es utilizar la tapa o una manta ignífuga, acto seguido el fuego se extinguirá automáticamente por falta de oxígeno.

Una recomendación que puede resultar obvia, pero que es casi imperativa, es no llevar ropa con manga ancha cuando estemos cocinando.

Aunque parezca una medida más que obvia, recomendamos no fumar en la cama, y asegurarse que todos los cigarrillos están bien apagados antes de vaciar el cenicero en la basura o papelera, ya que puede tener consecuencias fatales.

Si estamos desarrollando tareas de planchado, recomendamos desenchufar la plancha si llaman al teléfono o a la puerta.

Si tenemos una casa con chimenea, debemos tener un guarda fuegos y lo que conocemos como salva chispas y deberemos apagarlo siempre correctamente.

Advertimos que poner ropa a secar cerca de estufas o radiadores eléctricos, es una práctica temeraria, por lo que recomendamos paciencia y secarlas al aire o en la secadora.

Excesivas conexiones en la misma regleta o enchufe puede llegar a provocar sobrecargas en la instalación eléctrica y esto dar lugar a los temidos cortocircuitos, causantes de un alto porcentaje de los incendios en casas.

Si tenemos niños pequeños, no podemos permitir que jueguen con encendedores o cerillas. Debemos advertirles de los peligros del fuego.

Dada la peligrosidad existente recomendamos no manipular aerosoles ni líquidos inflamables cerca de fuentes de calor como los fuegos de la cocina o las estufas existentes.

Con toda esta serie de consejos en la protección contra incendios, podremos ahorrarnos una cantidad notable de posibles sobresaltos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *