protección-contra-incendios

Protección contra incendios para productos inflamables del hogar

Como medida de protección contra incendios también es muy importante tener identificados todos los productos inflamables del hogar.

Hay una cantidad de productos inflamables muy elevada en el hogar, y la mayoría son desconocidos tanto los productos como el peligro que éstos suponen en caso de entrar en contacto con una pequeña llama. En nuestro día a día utilizamos un sinfín de productos que pueden transformarse en una bomba si no vamos con precaución.

Desde Marpic queremos ayudar a identificar todos estos productos, en primer lugar, empezaremos por la cocina, que es una de las estancias de la casa más utilizada y con más riego. El aceite puede constituir un gran peligro en contacto con cualquier llama o si dejamos que se queme en la sartén. Además, fácilmente reconocibles son los aerosoles, ambientadores, desinfectantes, desatascadores de desagües, algunos limpiadores, o el propio detergente, que en contacto con el fuego puede emitir gases tóxicos altamente peligrosos para la salud. A éstos se suman los quitamanchas, suavizantes para la ropa, etc. Estos productos no sólo son inflamables sino que también pueden ser un explosivo muy peligroso.

Es importante guardarlos en un lugar seguro, evitar que se derramen o permanezcan abiertos, y sobre todo, mantenerlos alejados de fuentes de calor.
Entre otros lugares muy peligrosos se encuentran el baño y el garaje, que acumulan muchísimos productos inflamables. En el baño guardamos esmaltes de uñas, quitaesmaltes con acetona, lacas y otros sprays para el cabello, alcohol, agua oxigenada… Todos los productos que contengan acetona o alcohol son muy dañinos en este aspecto.

Y el garaje, donde normalmente se almacén diversos productos para el coche, manualidades y arreglos del hogar, puede constituir una gran amenaza, además de tratarse de un lugar cerrado que apenas tiene ventilación. Hay que vigilar elementos como la pintura, disolventes, cola, pegamento, siliconas, gasolina, anticongelante, aceite de motor, pesticidas…
Y en general dentro del hogar, los termómetros de mercurio y las bombillas de luz fluorescentes aunque no sean objetos que los tengamos en cuenta, deben estar vigilados.

Desde nuestra empresa de protección contra incendios pensamos que es importante conocer y saber identificar las etiquetas que aparecen en todos los productos.

Explosivos: En determinadas condiciones pueden explotar. Son explosivos los aerosoles de todo tipo incluso cuando están vacíos.
Comburentes: son productos ricos en oxígeno que, en contacto con otras sustancias, producen una reacción fuertemente exotérmica.

Productos inflamables: Son aquellos que arden fácilmente bajo la acción de una fuente de energía.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *