kit safety zone

Desarrollan nuevo sistema de protección contra incendios que protege de temperatura y humo

Innovación tecnológica en la protección contra incendios

Safety Zone, una empresa ubicada en el Parque Científico Tecnológico de Córdoba, ha desarrollado un kit integral de seguridad destinada a los cuerpos de bomberos y otros profesionales con la misión de proteger en incendios su vida y sus vehículos y que además incluye geolocalización.

Se trata de un kit integral de seguridad de fácil utilización formado por tres dispositivos que generan una zona de supervivencia denominada ‘triángulo de vida’, que protege a las personas que puedan verse rodeadas por el fuego.

El dispositivo SZ1, que ha sido patentado internacionalmente, activa una pantalla de agua a alta presión, que impide el paso de la radiación de las llamas y humos procedentes del incendio. Por otro lado, se despliega un refugio colectivo ignífugo que protege a las personas de la temperatura y del humo. Esta cámara, que constituye la segunda patente de la empresa, se denomina SZ2. También incluye un protector térmico de neumáticos que contribuye a evitar la ignición del vehículo de extinción de incendios, el SZ3.

En el interior de la cámara o refugio de seguridad se ha conseguido mantener una temperatura y niveles de oxígeno compatibles con la vida cuando un equipo se encuentra rodeado por el fuego dentro del ‘triángulo de vida’. Además de contar con una relación de caudal de agua, presión y estabilidad de pantalla ideal para hacer frente a situaciones extremas, teniendo en cuenta las altas temperaturas y vientos que se generan en un incendio.

Con este kit los creadores pretenden es crear una zona donde se puedan aumentar las posibilidades de sobrevivir frente a una situación de riesgo extremo generado por un incendio. Es un sistema de rápida instalación y con un protocolo sencillo de uso, que pretende servir de maniobra de último recurso para dar una opción más en la protección de vida y de recursos de los servicios de extinción de incendios.

Es un sistema de rápida instalación y con un protocolo sencillo de uso, que pretende servir de maniobra de último recurso para dar una opción más en la protección de vida y de recursos de los servicios de extinción de incendios.

Sin duda, una buenísima noticia no ya para el sector si no para toda la sociedad. Recordemos que la mitad del número total de bomberos fallecidos como consecuencia del fuego durante e periodo 1980-2010 se corresponden con situaciones de acorralamiento durante labores de extinción del fuego.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *